Causas:
  • cualquier alteración ósea o discal
  • cualquier disminución de la potencia muscular, sea por lesión del músculo o por lesión del sistema nervioso que lo dirige
  • cualquier trastorno en el mecanismo de los reflejos de actitud o de equilibrio y
  • las desviaciones de la columna que se producen en la infancia o  en la adolescencia bien por aumento de las curvas que normalmente tiene o por la aparición de otras que no deberían existir.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted